Skip to main content

Resolución Nº 2951 del 10 de febrero de 2021

(BOE del 25 de febrero de 2021), de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, en el recurso interpuesto contra la negativa del registrador mercantil XIII de Madrid a inscribir el nombramiento de consejero delegado y delegación de facultades en él de una sociedad de responsabilidad limitada.

¿Es posible limitar la delegación de las facultades representativas por el Consejo de Administración?

En una reciente resolución de fecha 10 de febrero de 2021 (BOE del 25 de febrero de 2021), la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública (en adelante DGSJyFP) reitera la doctrina de esta Dirección y la jurisprudencia al confirmar la negativa por parte del Registrador Mercantil XIII de Madrid a inscribir el nombramiento de consejero delegado y delegación de facultades en él en una sociedad de responsabilidad limitada, que restringía sus facultades delegadas en operaciones cuyo contenido económico resultaran superior a 1.000.000 € calculados en cómputo individual por operación (en cuyo caso se le exigía la firma mancomunada con otra persona). Así, la DGSJyFP reitera que:1º En materia de ERTES:

  1. Sin perjuicio de que el Art. 249.1 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (en adelante “LSC”) relativo a la delegación de facultades del Consejo de Administración prevé que “Cuando los estatutos de la sociedad no dispusieran lo contrario y sin perjuicio de los apoderamientos que pueda conferir a cualquier persona, el consejo de administración podrá designar de entre sus miembros a uno o varios consejeros delegados o comisiones ejecutivas, estableciendo el contenido, los límites y las modalidades de delegación” (el subrayado es nuestro); ello no habilita para limitar el contenido típico del poder de representación, todo ello según se desprende de una interpretación sistemática de la norma.

En ese sentido, el poder de representación puede atribuirse a uno o varios consejeros delegados indicando el régimen individual o conjunto de actuación (Art. 233.d) de la LSC), pero en lo que respecta al contenido o ámbito de la representación, este estaría delimitado por el citado artículo 234 de la LSC, es decir, debe realizarse como un todo (porque el poder de representación es indivisible) y sin posibilidad de establecer limitaciones oponibles a terceros.

  1. Así, para los actos comprendidos en el objeto social, son ineficaces frente a terceros las limitaciones establecidas a las facultades de representación de los administradores, aunque estén inscritas en el registro mercantil ex artículo 234.1 de la LSC y con relación a aquellos actos no comprendidos en el objeto social, la sociedad solo quedará obligada frente a terceros de buena fe y sin culpa grave ex artículo 234.2 de la LSC.
  2. Todo ello en concordancia con lo dispuesto en el Art. 149 del Reglamento del Registro Mercantil (en adelante “RRM”) en cuyo apartado 3 establece que en el ámbito del poder de representación de los órganos delegados será siempre el que determina la ley en relación con los administradores, es decir, el Art. 234 de la LSC antes referido.
  3. Señala la DGSJyFP que el fundamento de la regulación del ámbito y contenido del poder de representación de los consejeros delegados es “indudablemente, la protección de terceros, que no estarán obligados a realizar indagaciones sobre las limitaciones de aquel poder representativo derivadas de los estatutos o -como ocurre en el presente caso- del acuerdo de delegación, de modo que tales limitaciones serán ineficaces frente a terceros aun cuando se hallen inscritas en el Registro Mercantil
  4. En ese sentido, cualquier limitación (que en este caso fue de contenido económico) de las facultades representativas delegadas solo tendrá eficacia interna que podrá exigir la sociedad frente al consejero delegado que se haya extralimitado por las vías y acciones legales dispuestas para ello.
  5. En consecuencia, pudiera inscribirse una limitación como la comentada “si en el acuerdo de delegación quedara siempre a salvo expresamente lo dispuesto en el referido Art. 234 de la LSC” (el resultado es nuestro).

Para limitar las facultades de representación el Consejo de Administración puede acudir a la figura del apoderamiento.

Leer Boletín Oficial del Estado

El equipo de Mercantil y Societario de VSR, ofrece la asesoría necesaria para reformar los estatutos sociales con el fin de incorporar la posibilidad de la asistencia y celebración de juntas telemáticas mediante la aplicación de nuevas tecnologías, así como brindar el acompañamiento necesario durante la celebración de las mismas.

Valero San Román

Optimizamos la Seguridad Jurídica de Nuestros Clientes

LLÁMANOS

Madrid

Alicante